Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2017

Navidad en El Rodeo

Imagen
Con cada visita navideña de mi buen amigo Ricardo Kriebel las caminatas a la montaña se han vuelto casi que una rutina. Uno de los lugares favoritos para estas caminatas es la Zona Protectora El Rodeo, en Ciudad Colón.
Esta vez, aparte de Ricardo (botánico) y Manuel (entomólogo), también nos acompañó la pequeña Sengi.


© G. A. Durán S.

Tatiana Huezo y Tempestad

Imagen
Durante el pasado Costa Rica Festival Internacional de Cine tuve la suerte de conocer a la documentalista salvadoreña-mexicana Tatiana Huezo, ganadora con su trabajo Tempestad del premio al mejor largometraje del festival.

Aunque ya hace un tiempo un buen amigo que había tenido la oportunidad de ver Tempestad en otro festival me pasó un enlace algo secreto para poder verlo en internet, y por esta razón desaproveché la oportunidad de verla en pantalla grande, el festival en Costa Rica también trajo otra joya del trabajo de Tatiana, su corto Ausencias, que con una temática similar a Tempestad nos hace abrir los ojos a situaciones que muestran los grandes niveles de inseguridad y sufrimiento que se viven en las calles de México.

Lo singular de esos trabajos de Tatiana, siento, es que nos presenta las historias utilizando dos caminos muy distintos: un audio desgarrador y una imagen de gran belleza. Mientras que la cinematografía de los trabajos nos encamina a través de detalles, escenas y…

Moonlight: empatía en los tiempos de Donald Trump

Pasar una semana en Miami me dejó con una gran sensación de descontento.

Miami es un lugar de muchos contrastes y es muy difícil ser insensible a esa diferencia abismal que existe entre la opulencia de los Ferraris y Maseratis del South Beach y la miseria de los indigentes de los alrededores de Wynwood. Las diferencias entre ambos mundos tan cercanos geográficamente y tan distantes socialmente, y la indiferencia aparente de los que con el poder que poseen podrían reducir ese abismo, golpea a niveles que más que dolor causan una profunda decepción.

El tomar un CityTour para caminar por la tal Little Havana me hizo a los pocos pasos darme cuenta que ese conocido barrio resulta ser una caricatura de muy mal gusto de la verdadera Habana. Aún con el diminutivo en el nombre la comparación resulta muy pretenciosa. Los sandwiches cubanos no saben a sandwiches cubanos, las papayas no saben a frutas bomba, las guayabas no saben a guayabas; el son y el guaguancó se escuchan diferente, las mirada…