Caminando por la historia: de Turrialba a Siquirres por la linea del tren


En el año 2004 se nos ocurrió a un amigo y a mi irnos caminando desde Turrialba hasta Siquirres por la antigua linea del ferrocarril a Limón. Para ese entonces ya el tren tenia 9 años de haberse clausurado y pensamos que la linea no iba a estar en muy malas condiciones como para al menos poderla caminar. Las fechas exactas no las recuerdo, pero si recuerdo que tomamos el bus de San José a Turrialba un sábado a eso de las 5am y estábamos de vuelta en San José el domingo en la noche.

Yo me lleve mi GPS e imprimí las hojas cartográficas con la ruta del tren, para así poder ir revisando la distancia que llevábamos y lo que nos hacia falta. Echamos en las mochilas mi cámara, cuatro rollos en blanco y negro, una tienda de campaña, unas manzanas, un par de sándwiches que compramos en Turrialba, una olla pequeña, una cocina y un arroz con pollo congelado que había hecho mi mamá.

Comenzamos a caminar desde el centro de Turrialba, el pueblo donde nací. Apenas salimos de la zona urbana, el charral se apoderó de toda la línea. En ciertas partes teníamos que dejar la línea y caminar por calles para luego brincarnos una cerca y volver a seguir los rieles. Los puentes estaban totalmente abandonados, con durmientes podridos o en algunos casos sin durmientes del todo.

Luego de un par de horas de caminar, el charral comenzó a abrirse poco a poco y se podía notar que los pocos pobladores de esas áreas usaban la antigua linea como camino.

Al pueblo casi fantasma de Peralta llegamos al medio día. Nos llamó muchísimo la atención ese lugar en ruinas: edificios abandonados, casas vacías, y unos cuantos pobladores que se han mantenido recios a abandonar este pueblo que nació y existió gracias al antiguo ferrocarril al Atlántico.

Ahí encontramos una soda y una señora que de muy buen gusto nos vendió un casado con carne mientras nos contaba con visible nostalgia las historias de la últimos años del ferrocarril. Le contamos nuestra idea de llegar hasta Siquirres caminando y nos dijo que ella había oído que si era posible, pero que un sector se había dañado mucho luego de las torrenciales lluvias del Huracan Juana, en la decada de los 90s.

Dejamos Peralta pasando por su olvidado cementerio. Un lugar donde el bosque ya había comenzado a tomar posesión. Unos minutos después llegamos al primer túnel.

Pasar por ese antiguo túnel me trajo a la memoria las clases de estudios sociales del colegio: era casi increíble pensar lo que llegó a significar ese ferrocarril para Costa Rica. Ese túnel había sido hecho mas de un siglo atrás; y sin él, esa línea, y el café que por ahí pasó, nuestro país muy posiblemente sería otro muy diferente.

El túnel marcaba el inicio del llamado "Cañón del Reventazón", zona donde el tren corría justo al margen del río y seguía con muy poca pendiente sus meandros. Ahí fue donde comenzamos a notar paulatinamente los efectos del olvido y de las lluvias torrenciales que de vez en cuando azotan esas zonas del caribe de Costa Rica.

Derrumbes de tierra y rocas sobre los rieles. Muros de concreto que originalmente protegían el borde del cañón de ser erosionado por el río se veían en pedazos dentro del cauce. Pasamos otro túnel, entrando en una zona donde ya el bosque cruzaba frecuentemente los dos rieles que seguíamos con mucha determinación.

A eso de las 5 de la tarde llegamos a un pueblo abandonado. Un pueblo que fue destruido totalmente hace no mucho tiempo por derrumbes e inundaciones del Reventazón. Casas con las puertas abiertas, zanjas con pequeños riachuelos en medio de las calles, y hasta algunos de los postes del alumbrado público aún iluminando. Una escena distinta a todo lo que habíamos visto anteriormente.

Pensamos acampar justo después del pueblo, pero la escena era tan impresionante, con derrumbes y piedras por todos lados, que decidimos devolvernos un par de kilómetros y acampar en una casa abandonada que habíamos pasado justo antes de llegar al pueblo.

Al día siguiente volvimos a cruzar el pueblo abandonado y ya con la luz de la mañana pude tomar algunas fotos. Luego de ese pueblo, que desgraciadamente no recuerdo el nombre, el Cañón del Reventazón era menos profundo pero mas dañado por los derrumbes y la erosión del río.

A eso de las 9am llegamos al tercer túnel. El río se había comido unos 300m de la linea, y esto hacía imposible llegar hasta el túnel desde el lado donde nos encontrábamos. Esta zona, al ser menos quebrada que el sector anterior, está dedicada a la ganadería. Eran potreros con dispersados toretes y vacas, muy cerca de la zona de Tres Equis de Turrialba, al otro lado del Reventazón. Nos brincamos una cerca y caminamos por el potrero tratando de seguir una ruta lo mas cercana al río, para así poder volver a la línea después del túnel.

En este trayecto del potrero conocimos al cuidador de la finca que cruzábamos. Un señor solitario y bastante gruñón, que nos amenazó con dispararnos por habernos metido en una propiedad privada. Luego de disculparnos, el hombre nos invitó a un café y no paró de hablar en un buen rato. Decía que había sido un error del gobierno haber metido trenes mas pesados de lo que se había planeado en el diseño original del ferrocarril, que debido al tipo de suelo y clima eso ayudó al fácil y rápido deterioro de la línea.

Dejamos atrás al pintoresco personaje caminando por los potreros y sobrepasando el tercer túnel. Eran trayectos donde intermitentemente volvíamos a la línea del tren, una zona donde la linea se perdía entre antiguos derrumbes y que con el pasar del tiempo estaban cubiertos por arbustos y vegetación muy densa.

Luego de lidiar por varias horas en un enorme derrumbe casi convertido en bosque, tratando de encontrar la ruta del tren, sin machete y sin tener la intención de bajar hasta la margen del río (debido al empinado talud), encontramos una trocha que comunicaba a un pequeño poblado donde decidimos preguntar por el estado del resto de la línea.

Las respuestas fueron del todo desmotivantes: era imposible seguir por la línea hasta el siguiente pueblo llamado La Florida, donde originalmente se inició la fabrica de hielo, ahora Florida Ice & Farm, empresa dueña de la Cervecería Costa Rica; esto a escasos 10 kilómetros del cruce sobre la autopista Guapiles - Siquirres.

No nos quedó mas que, entre la amabilidad de varios choferes que iban y venían por el camino, irnos de vuelta a Turrialba.Fue una decisión difícil estando tan cerca de nuestra meta, pero por lo menos nos fuimos con la satisfacción de haber hecho una gran parte del trayecto.

El resto es un ensayo fotográfico de la caminata:







Peralta de Turrialba:








Pueblo abandonado por derrumbes e inundación:




Recuerdo que una vez cuando tenia unos 8 años, fui con mi mamá desde San José hasta Turrialba en tren. Recuerdo el libro Gentes y Gentecillas de Carlos Luis Fallas , donde Gerónimo (creo que se llamaba así) contaba sus aventuras al vivir en Pejibaye de Turrialba y trabajar en la construcción de la línea del tren a Limón. Recuerdo también las lecciones sombre Minor Keith y su negocio de construir el ferrocarril al atlántico, de la concesión de tierras que le hizo el gobierno y que con eso él fundó la Standard Fruit Company y comenzó con la actividad bananera en el país. Recuerdo muy bien las lecciones sobre la contratación de italianos, chinos y negros jamaiquinos para el trabajo en la línea.

Pensando en todo eso, en lo que cambió ese ferrocarril la vida del país, me da tristeza el recordar como un país (o su gobierno) olvidó una parte muy importante de sus raíces, y que lentamente la ve podrirse sin hacer nada para protegerla.

Comentarios

  1. Oye amigo me encanto su relato. Nos permites colocarlo en un blog nuestro que busca resaltar los valores turrialbeños. La pagina es www.turrialbaestuya.blogspot.com tenemos buena cantidad de visitas. Escribenos turrialbaestuya@gmail.com

    Gracias gran historia

    ResponderEliminar
  2. Exelente tu relato, por razones de trabajo, hice un recorrido en el mes de Abril 2008, que duró dos dias, sobre lo que queda de esa linea y si tiene razon, da trizteza observar como se abandona y se deja en el olvido semejante legado, parece que los intereses de unos pocos, se anteponen a los intereses del bienestar general, solo hay que pensar en quienes estan detras de esas grandes empresas de transporte y cuanto aportaran a las campañas politicas creo que el se deberia rescatar lo que se pueda mediante un archivo fotografico o de alguna manera, pues fue una parte importante de la creacion y desaparicion de algunos poblados en ese trayecto.

    ResponderEliminar
  3. Por si les intereza, acá hize una pequeña presentación con más fotos de la caminada. Está en "alta definición" así que las fotos se pueden ver mejor:

    http://www.vimeo.com/2060688

    ResponderEliminar
  4. Un dia el rio le dijo al gusano de hierro: No pasaras mas por aqui. Estos son mis dominios, ya le causaste bastante daño a mis riberas.Sembraste bananos en la casa de mis amigos.Ya no oigo el chillido de los pajaros. Ya la chorcha no me despierta, y los monos no juguetean en las copas de los cedros y los caobos. Ya ni siquiera hay arboles. Una mortal sabana verde los ha cubierto para siempre. Una sabana que parece hermosa, pero manipulada hasta convertirla en una voraz destructora de selvas que ahora es como una plaga... Una plaga de billetes... verdes, muy verdes.

    ResponderEliminar
  5. "Yo no estoy contra el progreso, si existiera un buen consenson". Dice Roberto Carlos. Por eso la llegada y partida del ferrocarril al Atlántico tuvo su ciclo natural. Inclúyase en este término el plazo legal de la negociación.El desarrolo es avance, aunque no siempre se avance positivamente. Como un avance militar. Avanzar matando.De esto habla "Lamento del Reventazón" en -inquietudesmagon.blogspot.com- porque !Turrialba es tuya¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. "Yo no estoy contra el progreso, si existiera un buen consenson". Dice Roberto Carlos. Por eso la llegada y partida del ferrocarril al Atlántico tuvo su ciclo natural. Inclúyase en este término el plazo legal de la negociación.El desarrolo es avance, aunque no siempre se avance positivamente. Como un avance militar. Avanzar matando.De esto habla "Lamento del Reventazón" en:

    inquietudesmagon.blogspot.com

    porque !Turrialba es tuya¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. Excelente trabajo,los felicito, apoyo el desarrollo sostenible, es lo más conveniente para el país, el exceso de tráfico en nuestras carreteras contaminando nuestro aire es parte de lo que ha dejado un progreso no planificado sin un buen consenso, pues se han antepuesto intereses político empresariales sobre los verdaderos intereses populares. Por fortuna el río no fue el que se ensañó contra el ferrocarril, lastimosamente fueron unos pocos ricachos que vieron en él una amenaza contra sus grandes empresas transportistas y que con ese negocio desproporcionado solo han traído dolor a miles de familias que han visto perder a sus seres queridos en lamentables accidentes.

    ResponderEliminar
  8. Mi blog es www.trenestiquicia.blogspot.com, soy de aquellos que guardan buenos recuerdos del ferrocarril al atlántico y que quisiéramos que alguna vez vuelva a funcionar.

    ResponderEliminar
  9. Soy gringo pensionado en el proceso de comprar una finca a 1 km al norte del Pueblo de Peralta. En esta finca voy a dedicarme a la cria de caballo. Lei con interes de su caminata. Un factor que mas me intereso en esta area: Los residentes de Peralta y de las fincas cercanas. Que amistosos son, y como me han ayudado en ideas en desarollar la finca! La soda todavia abre cada dia alli en Peralta, ahora en manos de un joven quien me asistio en primeros auxilios - limpiando y cubriendo una herida. Les invito a todos traerse un almuerzo, ir subiendo por camino en las montanas al norte de Peralta, encontrar un buen lugar para ver y escuchar al Rio Reventazon, e imaginar como era hace 50 anos en el pasado con el tren pasando. Libros turisticos describen esa seccion del Reventazon en frente de Peralta como tal vez el mejor del mundo para los que aman el deporte de kayak y andar en esos barcos de hule. Les invito a leer "La Deslizable Historia del Ferrocarril al Caribe de Costa Rica" - Giovanni Peraldo Huertas y Ernesto Rojas Cedeno - de la UCR - 1998: approx. 100 paginas que encontraran por "Google".

    ResponderEliminar
  10. Muy buen trabajo los felicito, lastima que no pudieron terminar su recorrido, ya que yo pase muchas veces por alli cuando tenia 8 años, lo que me quede esperando fue las fotos de los tuneles las cuales no vi nunguna a menos de que estuvieran ya cubiertas por la maleza de la montaña. Lo mas que me he podido hacercar a ese ruta es por el lado de pascua donde aun se ven algunas casas abadonadas y algunos rieles que estan colgando sobre el Reventazon.

    ResponderEliminar
  11. Elliot, gracias por los comentarios. En este link puse mas fotos, y ahí si salen los tuneles.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. HOla Guillermo, esperando de que estes bien te saludo desde Costa Rica.
    Me quede muy interezado en tu historia sobre la antigua via del ferrocaril de siquirres a turrialba, lastima que hay muy poca gente interesada en estas cosas, yo la verdad soy apacionado a este tipo de cosas y me gustaria hacer un recorrido como este ya que seria una gran aentura al pasado.
    Me gustaria saber si estas en costa rica cuando vendrias para ponernos de acuerdo yo y un grupo de amigos para hacer esta expedicion, si estas interesado y estas por aqui me puedes avisar.

    Gracias

    ResponderEliminar
  13. hola Elliot, escribame a mi email y nos hablamos: gds506@gmail.com

    ResponderEliminar
  14. exelente relato, hace un par de años visite Peralta, llegamos hasta el pirmer tunel (imprecionante), ese tour por la linea es genial deberian hacer la misma pero al contrario (turri-florencia-murcia-chiz....)he pasado x ahi y es muy interesante...igual pura vida y q buenas fotos, un buen trabajo!!

    ResponderEliminar
  15. Guillermo que buen relato yo soy de Cartago y viaje muchas veces en el tren al atlantico.
    voy a planear una caminada por la linea con un amigo de infancia saliendo de paraiso a ver hasta donde llegamos,
    Saludos mauricio

    ResponderEliminar
  16. excelente idea Mauricio... yo siempre quize hacer esa de salir de Cartago hasta Turrialba siguiendo la linea del tren, pero para mi será esperar hasta que vuelva a Costa Rica

    ResponderEliminar
  17. que triste. aun recuerdo las ventas de las señoras y niños cuando llegabamos a peralta en el tren.
    era riquisimo comer tortas de huevo, huevo duro con tortilla entre las otras muchas ventas y no habian enfermedades, nio alcohol en gel y nadie se murio. jaja acaso no es cierto, quien no cogia el salchichon con sus manos y lo disfrutaba.
    esa epoca sera inolvidable.
    fueron tiempos lindisimos que nunca volveran.
    y que triste que los ciudadanos de esos pueblos tuvieron que salir talves muchos sin rumbo porque no habia nada de que vivir ahí. y el gobierno que nunca se interezo por esos trayectos de la linea ferrea, que eran por cierto bellisimos, el contacto directo con la naturaleza.
    como se desperdicia en este pais lo mas lindo, como no aprovechamos lo que tenemos.

    ResponderEliminar
  18. felicitaciones muchachos, muy buen trabajo.
    lastima que no son a color las fotografias.

    ResponderEliminar
  19. Randall Villalobos30 de julio de 2010, 00:53

    Que nostalgia me da recordar esos maravillosos viajes en tren de Siquirres a Turrialba, pasar por Codo del diablo, llegar a Peralta, comer los deliciosos gallos que allí vendía, me imagino a la negra Totó vendiendo sus candies, a doña Tereza con su bofe con yuca, el patí de Lloyd, los felicito, me hicieron regresar al pasado que tanto añoramos los siquirreños/turrialbeños. gracias amigos, Dios los bendiga.

    ResponderEliminar
  20. Buenas, excelente la historia yo viaje mucho de San Jose a las juntas, ya que ahi vivia mi bisabuela como dicen ustedes da tristeza ver como abandoraron ese trayecto que tantas alegrias nos dio y ahora solo caminando se puede disfrutar de ella.Nunca entendere por que el gobierno la abandono.Gracias

    ResponderEliminar
  21. Felicidades muchachos por ese excelñente reportaje. Me trajo muchos recuerdos cuando de niño vivía en Pascua a orillas del ferrocarril y del Reventazón. Que tiempos aquellos que no volverán. Gracias por hacerme recordar mi infancia.
    Heriberto Quirós de Siquirres
    piloqs@costarricense.cr

    ResponderEliminar
  22. Hola amigos, me encantó tu historia y me gustaría de ser posible me dieras las tips de como llegaron al pueblo fantasma, xq me gustaría ir uds dan una historia fantastica. pueden escribirme al correo jbrenes00@hotmail.com

    ResponderEliminar
  23. Gracias amigos .... su relato fue como estar ahí, dentro de un vagón del tren haciendo el recorrido de Siquirres a Turrialba o viceversa. Soy Turrialbeño de sepa y el tren era parte de nuestras raíces, nos identificaba como Turrialbeños porque siempre fue y será un ícono en nuestra idiosincracia costarricense. Se me hace un tapujo el sólo recordar tan bellos momentos vividos en el tren: la comida casera y afrocaribeña, los parajes mágicos de pueblos al margen del Río Reventazón, el chirrido del tren entre su camino de rieles, la armonía y sociabilidad de la mezcla de cultura que viajaba en el tren. Como lamento que el gobierno de unos pocos hundieran el legado de todo un siglo. Espero en Dios algún día volver a escuchar la pitoreta del tren sonar desde que se dejaba venir en Azul de Turrialba para arrivar a la estación y cuando este partía rumbo a San José subiendo la montaña hacía Florida, Pavas, Murcia y la Gloria de Juan Viñas. Me encantaría hacer una caminata con ustedes sobre todo la ruta de Cartago a Turrialba de la cual tengo pocos recuerdos. Gracias.

    ResponderEliminar
  24. Durante mucho tiempo quisé hacer el recorido en tren desde Turrialla a Limón. Ahora ya no puedo, el gobierno mató al tren, lastima… Sin embargo creo que todavía hay esperanza.
    De antemano, si planean hacer una excursion favor cuente conmingo
    Los felicito por ese excelente ride

    jerryjzamora@hotmail.com

    ResponderEliminar
  25. La descripción definitivamente es no solo buena sino elocuente, al ver las fotografías, que hablan por sí mismas, hacen un duplo excelente y trae a mi memoria este recorrido que hacía todas las semanas, los sábados o domingos,en tren allá por el año de 1982, camino a las Indianas, hoy lleno de sentimientos y recuerdos por la ida de aquel "caballo" de hierro. Lo felicito.Víctor Polini.

    ResponderEliminar
  26. De niño y joven viaje muchas veces de San José a Limón y Linea Vieja (y viceversa) por este histórico ferrocarril.
    En nuestra Bibioteca nacional: http://www.sinabi.go.cr/biblioteca%20digital/libros%20y%20articulos/libros%20de%20historia%20y%20geografia/Historia%20y%20geografia.aspx
    al final, con en portada roja, está una joya histórica: “Northern Railway Co. Costa Rica Railway Co. Ltd. & Northern Railway Co (ediciónbilingüe). (8 archivos en pdf)
    Las fotos y relatos ahí contenidas hablan sobre la impresionante ingeniería civil y mecánica que existió en CR y que debería ser de lectura obligatoria en las facultades de estas ingenierías.
    El punto final de la construcción de este ferrocarril fue el puente sobre el río Birris, existe una impresionante historia sobre el primer tren que lo cruzó. Si alguien está interesado en ese relato, favor me lo solicita a geotrivia.cr@gmail.com Atte. Oscar Romero

    ResponderEliminar
  27. muchísimas gracias Oscar por compartir el link a esa joya de libro.

    ResponderEliminar
  28. SALUDOS A TODOS. soy un turrialbeño que ahora vive en Paraiso.cuando tenia 144 años ise el recorrido de Turrialba a Siquirres a jugar un partido de futbol. nunca olvido los momentos y los paisajes que se apresiaba en ese trayecto. las paradas en peralta cuando se subían los vendedores.a vender sus gayos de huevo duro. la negra de las cocadas, y el bajarce a los cercos llenos de jocotes, los ríos de claras aguas, ver el Reventazon casi durante todo el recorrido, los cocodrilos asoleandose en los playones del Reventazón, el famoso codo del diablo,los túneles y los potreros llenos de maisoles.
    pero hace unos 2 años handaba con unos amigos tratando de pasar de Bonilla a Peralta por la línea y fué impresinante lo que el RIO ha destruido. el tunel en Bonilla y muchas partes de la línea fueron labados en gran parte por el río.tanto que no se puede ni caminar, hera un peligro continuar la caminata tanto que despue de caminar como 3 horas camino a Peralta tuvimos que devolbernos. fué una lástima.

    ResponderEliminar
  29. Millones de gracias, no sabe lo que he disfrutado este relato, recorde tantas emociones vividas en mi infancia, de aquellos viajes a Limón en compañia de mis primas y las cuatro diabluras que haciamos en el trayecto. Pido a Dios por todas esas personas que cuando menos lo imaginamos, nos hacen recordar tan lindos momentos de alegria. El ver esos tuneles, que recuerdos! Rocio Royo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Archivos populares

Allá en Nandayure está el Cerro Azul

El tormento de San Antonio

El impacto de lo nuevo de Robert Hughes

La civilización de Kenneth Clark