Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2018

La nostalgia de los Buenos Aires

Imagen
Furioso pétalo de sal...
Una semana en un congreso en Buenos Aires.

Un congreso que en los ratos libres me dio la oportunidad de recorrer las bibliotecas bonaerenses, desde las de moda hasta las escondidas. Bibliotecas donde vi desde las reimpresiones de di Benedetto hasta las primeras ediciones de Borges (¡autografiadas!) y de la revista Sur; y donde encontré y compré el libro de poesías Guitarra Negra de Spinetta.

Caminé por esas calles de esa puta ciudad, donde todo se incendia y se va. La colorida Boca y su Bombonera. Noté la nostalgia de sus pasados señoriales, sus huelgas y su crisis. Probé sus cortes, sus vinos y sus alfajores. Caminé frente al Gran Rex y en Recoleta visité las tumbas de Bioy Casares y Silvina Ocampo.

Anduve por su Subte y caminé por la 9 de Julio hasta el Teatro Colón. En el Teatro Colón pude llegar hasta su último piso para escuchar a la Filarmónica de Buenos Aires.

Siete tardes y siete noches no son suficientes para conocer la ciudad de Buenos Aires.















© G.A.D…

Mi Cuba

Imagen
Para este último fin de año tuve con mi novia la enorme suerte de encontrar un tiquete muy barato para volver a la cuna de mis músicas favoritas, a la Isla de Cuba.

La continuación de mi peregrinación por la Isla, misma que comencé hace un año atrás, siguió por El Vedado de la Habana (y ver el legendario Festival del nuevo cine latinoamericano), la provincia de Pinar del Río y la muy especial ciudad de Matanzas.

Como ya lo había mencionado en las entradas que escribí luego de mi anterior viaje a la Isla, siempre he tenido una gran fascinación por Cuba, principalmente por sus músicas, por la calidad de sus músicos, por esa consciencia y orgullo de sus raíces multiculturales y por agarrar ese poquito de todo lado y lograr una autenticidad musical difícil de encontrar en otros lugares de latinoamérica. Es por esto que en esta última visita pusimos como destino Matanzas, una de las cunas de la rumba cubana, conexión directa con las raíces africanas de nuestro camino como especie.

Cuba, y …

Los días de Lazzaro

Imagen
Como amante del cine siempre añoro esos momentos tan - tristemente - poco comunes en que una película poco conocida me deja sin palabras. Antenoche, entre la llovizna del octubre costarricense, volví a experimentar esa sensación con la hermosísima película italiana Lazzaro Felice.

Luego de la fuerte impresión de ver la película, me es muy difícil tratar de resumirla o entrar en detalles de lo que significó para mí, pero sí tengo fuerzas para decir que es una de las películas más bellas que he visto en mucho tiempo. La trama, los personajes y los actores calzan a perfección con una historia mezclada entre mágia y realidad, entre felicidad absoluta y tristeza profunda; que en los senderos que delinea nos lleva de la mano a sentir - ver - observar las profundidades de nuestra naturaleza humana.

Lazzaro Felice es de esas películas que aún días después de haberla visto siguen dando vueltas en mi cabeza. Una película que alcanza, sin lugar a dudas, al menos para mí, lo sublime; que nos muest…