Hasta la luz, mi querida Claudia

Ayer recibí la muy triste noticia de la partida de este mundo de mi querida amiga Claudia Lüthi, la coneja de los Paseos Fotográficos, la retratista de la vida de los laringectomizados de Lima, la fotógrafa, la traductora, la escritora, la luchadora, la artista, y ante todo el ser humano. Alguien que aun al estar geográficamente lejos, ha sido para mi una gran fuente de inspiración, guía y compañía durante estos últimos años.

Al leer la noticia de su fallecimiento, hecha pública en el Facebook por su cuñada, evoqué - ahora con una pesada sensación de tristeza - aquella tarde de cielo "panza de burro" en que finalmente la llegué a conocer en persona en aquel parque de "olivos mutantes" de su muy querido Miraflores. Nos saludamos - la reconocí al instante por su cámara colgada del cuello - y caminamos al Starbucks a tomarnos un café (no había cerca otra cafetería más limeña). No le dimos chance al aburrimiento durante ese café, entre preguntas y respuestas largas no paramos de hablar sobre su Perú, su vida como traductora y su fotografía. Pocas palabras se necesitaron para sentir que estaba frente a alguien que ya conocía de antes.. tal vez de algún sueño, tal vez de alguna "vuelta" anterior.

Hoy, entre la tristeza de su partida, decidí pasar mi hora de almuerzo releyendo todos los mensajes de despedida que escribían en su Facebook. Vi que su amigo Llorenç publicó una pequeña nota sobre un proyecto audiovisual que hicieron juntos Claudia y él hace varios años. El montaje fotográfico-sonoro me dio la entrada al, hasta entonces desconocido para mi, canal de YouTube de Claudia... y ¡qué grata sorpresa!.

En su canal encontré joyas cortas que retratan desde generadores de viento en el desierto Peruano hasta un afilador de cuchillos a domicilio en su muy amado Lima. ¡Qué ojos más curiosos! querida Claudia, ud buscando siempre la poesía del día a día, las pequeñas chispas de magia en el quehacer diario... Ay Claudia querida, cuanto nos vas a hacer falta de este lado.








Archivos populares

El impacto de lo nuevo de Robert Hughes

Allá en Nandayure está el Cerro Azul

Caminando por la historia: de Turrialba a Siquirres por la linea del tren

El tormento de San Antonio

Moonlight: empatía en los tiempos de Donald Trump