recordando Palo Verde

Dependiendo de la fecha del año ir al Parque Nacional Palo Verde puede convertirse en un total infierno o en el paraíso. Digo un infierno pensando en esas muy conocidas nubes de zancudos que vuelan los humedales del Parque sedientos de sangre y que no perdonan camisetas de manga larga, pantalones, ni litros de repelente. Digo un paraíso pensando en los vientos alisios que refrescan los días de verano, esos días en que a lo lejos se pueden ver volar galanes sin ventura buscando las pocas charcas que en esas fechas quedan con agua a las orillas del Río Tempisque.

Como ingeniero forestal tuve la suerte de ir varias veces a Palo Verde en ambos escenarios. Las visitas al parque fueron principalmente para ayudar a profesores y compañeros de trabajo. De todas esas veces por supuesto que los mejores recuerdos están en esas semanas entre febrero y abril cuando la época seca está bien entrada y las nubes de zancudos son inexistentes.

Estas fotos son los recuerdos del Taller sobre Manejo de Humedales que organizó la Organización para Estudios Tropicales (OET) en Febrero del 2006. En las fotos se pueden ver profesores que tuve en el Tecnológico, compañeros de trabajo de la OET, el conocido tractorista de Bagaces “Galo” y otros participantes del taller.

IMG_4188CRW_4135CRW_4032CRW_4059 CRW_4109 CRW_4120 CRW_4164CRW_4157CRW_4121CRW_4092CRW_4148 CRW_4151CRW_4123  © 2006. Guillermo Durán

Archivos populares

El impacto de lo nuevo de Robert Hughes

Caminando por la historia: de Turrialba a Siquirres por la linea del tren

La nostalgia de los Buenos Aires

Los días de Lazzaro

Allá en Nandayure está el Cerro Azul