Las camas de mi vida. #14

_0013400
Berkeley. California. Año 2008

Y de donde Sasha me fui para Berkeley y ahí viví por dos meses en un complejo de apartamentos en University Avenue, a no muchas cuadras de la famosa universidad. Por dicha en ese entonces eran las vacaciones verano y no tenia que ir hasta San Francisco State University, pero desafortunadamente igual tenia que ir cada día hasta San Francisco al “trabajo” de la beca en el Golden Gate Park.

En Berkeley compartía el apartamento con un un aracnologo Mexicano que estaba haciendo su post-doctorado en el museo donde trabajo y que actualmente es profesor de la UNAM en Mexico.

La vida en Berkeley era relativamente tranquila… si pueden notar en la foto sigo usando en el mismo colchón inflable del cuarto que se inundaba - y tengo que mencionar que es una gran ventaja tener ese tipo de colchones cuando se es estudiante - también se puede ver la misma laptop que tuve desde mis dias en San Vito y la misma sabana que me regaló mi mamá desde que me fui a vivir a Boca Tapada. 

La rutina en Berkeley al principio era ir en bicicleta hasta la estación del tren BART llamada North Berkeley y ahí dejar encadenada la bicicleta. Cruzar la Bahía hasta San Francisco en el BART para salir en la estación de Embarcadero, subir al sotano 1 para tomar el Tren Muni N-Judah hasta la parada del 9th and Irving y de ahí caminar un par de cuadras hasta el museo… Parece tedioso ah? y si… así era. Hora y media en ida y hora y media de vuelta cada día.

Gracias a mi buen amigo y vecino Bryan supe que en Berkeley y en varios puntos del Este de la Bahía de San Francisco existe un grupo de usuarios de lo que llaman carpooling. La idea del carpool es que si en su carro viajan más de dos personas, se les da la ventaja de no tener que pagar el peaje del puente de la Bahía y de transitar en los carriles mas rápidos de la autopista.. el ambiente gana con menos emisiones, el chofer gana con no tener que pagar el peaje, y los que lo acompañan ganan en llegar mas rápido a sus trabajos y en ahorrarse el tiquete del tren, un win-win que llaman.

Aprovechando el servicio del carpool, el segundo mes lo pasé viajando en la mañana en el carpool y devolviendome en la tarde en el BART. Esos días tomé muchas fotos del centro de San Francisco, sobre todo en las tardes, cuando tomaba el tren Muni de vuelta a la estación del BART y aprovechaba para caminar un rato por el downtown de la ciudad. Esas tardes exploré muchos de los rincones de San Francisco que antes no tuve la oportunidad de conocer…